viernes, 26 de mayo de 2017

Divagaciones PPP

0 comentarios
Mirando una de las entradas del amigo Holden sobre lobos he vuelto a darle vueltas  al por qué de que unos animales parezcan tener mas derecho a vivir que otros, a la larga todos son mas o menos iguales y dependen de como estén educados por el dueño. Hace algo mas de un año que Duque vino a mi casa, vino desde la protectora El Arca de Zeus y la verdad es que es una verdadera joya de animal, eso sí lo tengo que sacar atado y con bozal y no lo puedo soltar para que corra por medio del campo, es lo que dice la ley PPP y, además tengo que tener un seguro y un certificado de penales y una licencia PPP. Ya veis la cara de malote que tiene


El caso es que estuve hablando con alguien sobre la redada que hubo hace poco en las Canarias donde se incautaron unos 250 perros de pelea que estaban en unas condiciones que mejor no preguntar por ellas, no pretendo ahora hablar sobre las peleas de perros, pretendo hablar de esos 250 animales, según me dicen en España hay tres o cuatro protectoras que se pueden hacer cargo de este tipo de animales y ninguna, seguramente, se puede hacer cargo de la rehabilitación de estos perros, si parece mentira pero se pueden rehabilitar, entonces ¿que nos queda con ellos?, ¿devolverselos a sus dueños para que sigan haciendo lo mismo?, ¿Tenerlos en alguna protectora donde saben que no van a poder rehabilitarlos a todos?, los que tengan la suerte de caer en una protectora con espacio vivirán muchos de sus días esperando que alguien se fije en ellos, y, lo que es peor, muy posiblemente muchos, ante la imposibilidad física de rehabilitarlos hay muy poca gente capacitada para rehabilitarlos), acabaran pasando por una perrera donde acabaran sus días con una inyección. 
Quizá tengan menos derecho a vivir que otros


Yo tengo un perro PPP y estoy encantado, es un perro que da mucho miedo cuando se tira encima de ti y te llena de lametazos.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Una esquina

3 comentarios
El otro día en el centro de Madrid, muy en el centro, 
si levantas la vista...
es algún tipo de iglesia, no recuerdo cual pero tampoco importa.


En la misma esquina o casi un nuevo aparcamiento


Y el suelo lleno de pétalos de flores


Hay veces que tienes las cosas delante de las narices y no las quieres ver.
Otras basta con parar un momento.