lunes, 19 de julio de 2010

Aventuras de Nenu El Caballero de los Altos Pelos

Una vez mas Nenu, el Caballero de los Altos Pelos caballero de las mas alta alcurnia, salió camino hacia el mercado que se hacía en la villa todos los meses; necesitaban de ciertas viandas, en esta aventura se hizo acompañar del mago de la corte que necesitaba de unas cuantas cosas para su filtros mágicos




Nada mas salir se encuentran con que el día no acompaña y además en el ambiente se nota cierta nota vibrante que les hace estar con todos los sentidos alerta en atención a posibles problemas. El rumor se iba haciendo cada vez mas insistente hasta que a la vuelta de un recodo del camino, Nenu se queda petrificado, coge al mago y se esconden para no ser vistos.
Desde su escondite pueden ver un enorme animal que le pega enormes bocados al camino para instantes después escupirlos formando una lluvia de piedras y tierra.
Nenu está ciertamente sorprendido pues nunca antes había visto un animal de este tamaño y estas características. Después de comentarlo con el mago, este le dice que él si lo conoce y que es totalmente inofensivo pues es un Tragalan y solo se dedica a comer tierra, los hombres, para él no son apetecibles.

Dan un rodeo para no molestar al Tragalan pues, aunque saben que no les hará ningún daño, su tamaño ciertamente impresiona, así como su enorme ruido cada vez que da un bocado enorme a la tierra.
Siguen adelante y perciben un olor como a quemado y una subida de temperatura. Extreman las precauciones y tras unas piedras donde se esconden consiguen ver al enorme monstruo...
Un enorme animal que se va desplazando por el suelo dejando un regero negro y enormes cantidades de humo, así como un olor fuerte ciertamente desagradable; el mago le dice a Nenu que eso solo puede ser un Dragón y que la unica forma de pasar es dando un enorme rodeo para que no les huela y no repare en su presencia, dicho y hecho dan un gran rodeo y vadeando el rio se dirijen campo a través hacia el pueblo que ya se divisa en lontananza. Tras cruzar el puente y pagar el peaje, tres pavos por persona y caballo, se adentran entre la muchedumbre del mercado y se dirigen hacia la posada donde una jarra de vino y una buena comida les hará olvidarse de los peligros pasados esperando la llegada de la tarde para terminar de llenar las alforjas, por suerte de regreso a su castillo no encontraron al dragón ni al tragalan solo encontraron un pequeño animal que hacia un ruido así como: bruuuuummmmm, bruuuummmmm que hacía vibrar todo el camino. Por fin tras llegar a su castillo contaron a todos las aventuras vividas en previsión de que estos animales siguieran por los alrededores.

Bueno casi todos sabeis que Nenu es mi hijo, que es lo que vió con sus preciosos ojitos de dos años y medio???????

5 comentarios:

Perikiyo dijo...

Con una docena de tragalanes amaestrados, se ahorraría un buen dinero el Ministerio de Obras Públicas, je,je.

Un besito para Nenu.

Pepe del Montgó dijo...

Magnífica imaginación la de ese muchacho. Por favor, poténcialo todo lo que puedas pues necesitamos gente con imaginación para el futuro y no estos políticos ramplones. Dale un beso de mi parte.

Ana dijo...

Me gusta ese caballero||
pobre Nenu que miedo debio pasar con esos enormes animales,menos mal que estaba con su amigo mago por si necesitaban alguna pócima mágica.
ojitos? OJAZOS azules grandes y muy abiertos para no perderse nada a su vista , muchos besitos a Nenu,si se deja claro.

Laura dijo...

Jejejeje, me gustan las hitorias de Nenu y tu forma de contarlas. Besos.

Felix Casanova dijo...

Flores...

Menudo descubrimiento¡ Es una maravilla de cuento, ¿que es lo que vio tu hijo? algo del pais de los sueños, seguro. Esos sueños que nos hacen volar hasta ese pais imaginario.
La nota de Perikiyo sobre los Tragalanes me parecio acertadisima¡
Enhorabuena, amigo.