viernes, 31 de mayo de 2013

Subida al Ocejon

Pues después de mucho prometerle a Cris que algún día subiríamos al Ocejón algún día tenía que tocar y ese dia fue el día 30 de Mayo festivo en la comunidad y seguramente escaso de gente, preveiamos, por las faldas del Ocejon desde Majaelrayo;
Arroyo entre melojos.

Empezamos tempranito, a las 8,30 ya andabamos de camino sin demasiado frio y con un ambiente ciertamente comodo.
Una visión particular de Cris...

La verdad es que al principio el sendero no parece demasiado exigente y, al principio, hay mucha agua por todas partes, mas teniendo en cuenta que estuvo lloviendo gran parte de la noche anterior.
El camino entre los robles...
En ciertos momentos hay que hacer un alto en el camino para descansar un poco y reponer fuerzas y echar la vista hacia abajo...
Quizá en esos momentos lo peor era hechar la vista arriba, porque, no lo sabiamos, nos quedaba lo peor de la subida con mucho...
Las nubes estuvieron jugando con nosotros gran parte de la mañana y llegados a este punto donde ya asomabamos a la parte de Valverde empezó a soplar un viento bastante frio que nos hizo hechar mano de toda la ropa que llevabamos...
La vista desde la cumbre quita la poca respiración que te queda después del esfuerzo, la última parte es entre rocas y con una fuerte pendiente...
El pantano de el Vado al fondo y muestras de la nieve, había bastante nieve caida la noche anterior, sobre todo en la zona de umbria...
Una vez en la cumbre me encontré con un señor mayor que me dijo que habia subido unas 20 veces y que ese día el cielo no estaba muy limpio, que había dias en los que se veían las torres de Madrid, pues ahí las teneis al fondo...
Estuvo muy curioso el día tanto por los paisajes como por la compañia...

5 comentarios:

El tejón dijo...

Sensación de frío si que da esta bonita ruta. Me gustan esa especie de liquen verde que aparece en las rocas, es igual que en el Curavacas.
Un saludo.

Igual algún Amado amigo nos puede decir si es liquen,hongo, musgo...

Antonio Garbbos dijo...

Eres todo un montañero... Has sacado unas fotos muy curiosas, plasmas la belleza en estado puro...
gracias

AMADO MIO dijo...

Cris guardará para siempre estas rosas que ahora le nacen en el alma paseando con su padre al Ocejón y más allá.
Majaelrrayo, el pico nevado, el río de El Vado... ¿será verdad que los milagros existen?
Hace 50 años andaba yo con mi padre esos paisajes, ya nunca salí de allí.
Escribió él un día así:
Allá al frente, Majaelrrayo,
con su imponente pico,
nevado de octubre a mayo
y mirando al infinito;
a la derecha el pantano
de color verde azulado,
maravilla artificial
es el embalse del Vado,
prisionero entre montañas
y entre riscos camuflado
A la izquierda, una montaña
que se mira en el pantano
da al paisaje tal belleza
que no me atrevo a explicarlo.
El aire que se respira
deleita con sus olores:
tanto romero, tomillo y boj
y tantas jaras con flores.

En esta mañana de mayo
se oye un himno celestial:
todos los pájaros cantan,
ninguno tiene rival;
en lo alto las alondras,
en el río el ruiseñor,
en la zarza canta el mirlo
¡Dios mío, cuánto candor!

Extasiado por completo
por cuanto me rodea
me encuentro en mi sendero
con el arroyo Vereda
que, como río truchero,
ruge, salta y se recrea.

Laura dijo...

Que buena excursión!!!
Los paisajes son una maravilla, llegar arriba siempre es una gran sensación y supongo que el ir padre e hija juntos lo mejor de todo. Muy bien aprovechada la fiesta si señor.
Besos.

Flores dijo...

Tejon, por lo poco que yo sé creo que es un liquen, además verde fosforito, muy curioso y hacía frio de la leche.
Antonio, cuando viene Cris conmigo yo no toco la camara de fotos, ya entiendes por qué nó?.
Amado supongo que Cris se acordará siempre al igual que tú te acuerdas de esos dias de pesca de hace unos añitos.
Laurita cuando tu quieras subimos contigo, ya sé que habrá que esperar una temporadita pero por aquí, de momento, en breve plazo de tiempo no nos han quedado ganas de subir...