miércoles, 28 de febrero de 2018

Tristeza


Sintió que otra vez volvía,
La sintió como suya,
Dejó que le llenara,
La tristeza le arrasó por completo...



Se puso frente a la pantalla del ordenador y empezó a escribir sobre María, sobre como se sentía en sus largas horas de soledad, escribió sobre como dejaba que la arrasaran las lágrimas, como se liberaba con el llanto y como, cuando pasaba la tristeza, se sentía mas y mas fuerte.
Contó como esos momentos la hacían encontrarse con ella misma.

Nunca sabía como o por qué llegaba,
Si sabía como se marchaba.

Cada quien llora a su modo,
algunos escribimos.

4 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Qué gran verdad es que cada quién llora a su modo...

El tejón dijo...

Hay que buscar razones para ahuyentar la tristeza, aunque a veces es imposible de evitar.

Moni Revuelta dijo...

"Cada quien llora a su modo...nosotros escribimos"...No se puede decir mejor.
Un gran abrazo, Flores:)

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Así es; y de igual forma que cada uno expresa su tristeza de una manera, busca el desahogo a la misma de forma distinta también. Y una de ellas puede ser con la pluma.
Saludos.