viernes, 1 de febrero de 2019

72 Horas


Un libro que no os dejará indiferentes,
Trata de las 72 h. que tiene un perro para que alguien lo adopte en una perrera.
Lo sorprendente es que está narrado desde el punto de vista del perro,
el protagonista es el perro y sus circunstancias.
Unas circunstancias un tanto desesperantes y un tocanarices.



En la foto de abajo se puede leer un pasaje del libro, es para pensar muy mucho y, sobre todo, para plantearse multitud de cuestiones en relación con los animales de compañía.


El libro te engancha desde el principio y yo me lo tuve que leer del tirón, necesitaba ir viendo como se desarrollaban los sucesos y las situaciones.
Con todo, aparte de estar muy bien escrito, lo importante de este libro, que me perdone el autor, es que los beneficios de la venta de los libros va a varias protectoras y siempre es totalmente transparente en contar a donde va cada céntimo y a que protectora toca la ayuda en cada momento.
Por otra parte el tío, perdon el autor, se está pegando un curro de la leche, con sus santas narices se presenta allí donde le requieren para hablar de el libro halla mucha gente o poca, le da igual.
Yo pude hablar con él y comprar su libro en un pueblo de Guadalajara y el tío es de Andalucía.
Un montonazo de curro que, al menos, yo le agradezco. Quizá todo hubiera sido mas fácil si algún famosete de tres al cuarto se hubiera interesado por su proyecto pero debe de ser que es muy complicado hacerse ver cuando no sales en los medios.


Por suerte hay animales que no tienen que preocuparse por las 72 horas a pesar de haber pasado lo suyo. Ya sabéis si pensáis en una mascota cerca de vuestra casa seguro que hay alguna partiendose el alma por y para los animales. Siempre adopta.
Por cierto si sois asiduos del blog ya los conoceréis son Duque, Kyara y Rita.


4 comentarios:

Moni Revuelta dijo...

Un ben libro parece, sin duda. Para mí no son "solo perros", me sobran los motivos, como decía Sabina.
Gracias Flores, Un abrazo

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Vaya por delante que soy de la opinión que el maltrato animal debe ser perseguido y castigado. Leo, a veces, noticias de galgos, que por viejos, son colgados y abandonados hasta morir, en una una demotración de crueldad indigna de una persona de bien; y cuando no es ésta, son otras noticias de parecida brutalidad. Poco bueno dicen estos actos de sus autores, pero una cosa es eso y otra es dar, o pretender darles “personalidad”. Claro que a los animales domésticos de compañía, ahora y desde hace unos años se les llama mascotas, hay, si se los quiere tener, que cuidarlos y quererlos. Es algo que, por lo demás, cuesta poco, o debería costar bien poco, por ser el comportamiento natural de las personas de buenos sentimientos y por ser algo voluntario el tener una mascota a la que se le llega a tener cariño. Llegar a los extremos que, según he oído días atrás, ha llegado una Ley de protección animal en La Rioja, que llega incluso a obligar a hacer la autopsia a toda mascota muerta o cosas parecidas, me parece llevar las cosas demasiaso lejos.
En fin, a veces hay actitudes, que llegan a convertirse en cuestión ideológica y saliéndose de lo razonable.
Saludos.

El tejón dijo...

Oro más para apuntar, esta semana me han recomendado tres. No sé de dónde voy a sacar el tiempo,jejeje
Un abrazo.

Flores Sanchez dijo...

Normalmente las mascotas, en particular los perros, tienen multitud de problemas porque no se les trata como perros, se les trata como niños. Un perro siempre es un perro.