viernes, 14 de diciembre de 2012

Oscuridad, Luz

 Habian pasado 80 ó 100 años desde la desaparición de todas las farolas, todos habiamos aprendido a vivir a oscuras cuando no había sol y la humanidad se resignó a pasar las noches rumiando sus miserias y culpandose de aquellos fatídicos dias. Un buen día algo apareció en medio de Madrid, sin previo aviso, una especie de nave o algo similar de la cual bajaron dos o tres artefactos que no sabría muy bien como describir, Nënu diría que parecen transformers y allí se quedaron plantados en medio de Madrid, se intentó hacer varios acercamientos y desde diversos ángulos a estas entidades con resultados negativos, los humanos no se podían acercar a menos de un metro, parecía haber una barrera invisible que los separaba de estos entes. La nave nodriza siempre encima como vigilando sin moverse sin ruido...
A las pocas semanas en estos entes se empezaron a enceder unas luces... primero unas rojas en lo alto y, mas tarde, unas blancas en el resto. Los humanos no se lo creían, había algo que podía dar luz por las noches¡¡¡.Puesto que no se movian ni hacían nada, aparte de llenarse de luces, nadie se preocupó de ellos, los humanos se limitaban a ir en una especie de peregrinación como si de unos dioses se tratara.
Un buen día alguien se dió cuenta que, aquí y allá, volvía a haber algunas farolas, primero unas cuantas y poco a poco todas las farolas desaparecidas. A las pocas semanas las farolas empezaron a lucir debilmente para poco a poco ir incrementando su luminosidad...
Allí siguen estos entes en medio del Paseo de la Castellana, en lo que llaman Plaza de Cibeles, como un monumento a la estupidez humana, nadie sabe de donde vinieron ni que hicieron, solo sabemos que las farolas volvieron y que, por fin, la humanidad volvío a iluminarse.


A Amado pareció que no le gustó que se terminara la historia...
Laura, cuando nos vas a contar algo de este edificio?

5 comentarios:

AMADO MIO dijo...

sI ME DESCONCERTÓ LA primera parte, esta segundo (¿y última?) ya me deja dscolocao del tó.
Yo es que no doy para más, pero por lo menos, de día no necesito farolas, y de noche pa què, si no salgo ya.
Un saludo.
A los enamorados/nos gusta la oscuridá.

Pepe del Montgó dijo...

Parece un relato escrito por Ray Bradbury

Laura dijo...

Me gustan tus hitorias, se nota de que pie cojeas ;-) A ver si consigo unas fotos, un poco de tiempo, inspiración y te cuento algo de esta joyita.
Besos.

Flores dijo...

Amado, de eso se trata de descolocar al personal.
Pepe, no me digas eso que mira que si me lo creo y sigo escribiendo ralladuras mentales....
Laura, me alegro mucho que te gusten estas historietas.

Eduardo de Vicente dijo...

Felices fiestas y próspero Año Nuevo.
Un abrazo.