domingo, 1 de septiembre de 2013

Encaje de bolillos

Hace unos años y un poco de casualidad, el encaje de bolillos entró en mi casa y, desde entonces, hemos acudido a infinidad de encuentros. Toñi, que es la que se dedica a esto, siempre me dice: mucho hablar de los encuentros de bolillos en tu blog pero luego nunca enseñas lo que se hace.
Pues bien aquí os dejo fotos de un abanico que ha hecho Toñi.
En esta foto se puede apreciar la complejidad de la tarea y el montón de bolillos que tiene, 146 bolillos para ser mas exactos.

Detalle  de donde se va haciendo y como se va sujentando con alfileres.


Ya terminado justo antes de soltarlo de la plantilla.

Ya pegado y plegado en el varillaje
Resultado final simplemente espectacular 

La verdad es que queda muy bonito pero el trabajo que lleva yo creo que no tiene precio.

7 comentarios:

Kassiopea. dijo...

'Puntaire' se llama en mi tierra a la persona que hace bolillos. La labor en sí se llama 'punta'. En Barcelona hay escuelas para ir a aprender y una asociación de puntaires, se ve que hay bastante afición.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Es una auténtica obra de arte.
Saludos.

AMADO MAESTRO dijo...

Tú lo has dicho: simplemente espectacular.
Camariñas presumiría aún más de sus encajes si Toñi fuera camariñán

Juan Carlos dijo...

Mi abuelita era una virguera con todas estas artes manuales. Lo mismo se ponía a hacer bolillos que ganchillo que punto ¡menudos jerseys tengo hechos por ella, amén de ser el único nieto varón de los nueve que tiene una colcha de ganchillo! pero los bolillos eran maravillosos y de un trabajo impresionante. Cómo los movía... ¡ay!
Salu2

El tejón dijo...

Tu lo has dicho, no tiene precio.
Saludos.

Laura dijo...

Menudo trabajo y menuda paciencia... Espectacular el abanico.
Besos.

Flores SC dijo...

La verdad es que me encanta escuchar el sonido de los bolillos en el silencio de mi casa.