viernes, 27 de septiembre de 2013

Otoño

Está claro que el otoño era la mejor temporada para pasear por el bosque, le gustaba ver los cambios de colores y las multiples bayas y frutos de los arboles y arbustos...

Le encantaba  subir por ese camino serpenteante hasta el claro que había justo antes del rio donde se podian ver los castaños de indias con sus hojas cambiando de color...

Le encantaba ponerse debajo de los castaños y ver como sus hojas se ivan muriendo para dar paso a los frutos y mas tarde al descanso invernal...

Esos momentos en que el tibio sol se colaba por entre las ramas intentando calentar al paseante a la vez que los troncos y el suelo del bosque ya preñado de hojas caidas...

Y ese olor a humedo a musgo y, en algunas ocasiones, a setas. Ese olor a bosque cerrado repleto de frutos para que los animalillos pasen el invierno...

Le gustaba pasear por la vereda del rio mientras oia el agua cantarina correr por su curso y como, al ir avanzando por la vereda, las ranas iban saltando al agua proximas ya a la hibernación. 

Pensaba que era curioso, que justo en esta época en que las plantas están a punto de dormir todo el invierno, gastaran todas las fuerzas que les quedaban en dar sus frutos. Preciosas y jugosas zarzamora.

Veía como el bosque se volvía de brillantes colores anunciando los frutos llenos de semillas para que los pajarillos las llevasen a otros lugares para renacer en otras plantas...
Le gustaba el otoño en el bosque

2 comentarios:

Eduardo de Vicente dijo...

Yo soy de otoño-primavera más que de verano-invierno. Bonitas fotos.

El tejón dijo...

Estoy deseando de capturar el otoño, aquí este año los colores aún siguen muy verdes.
Saludo.