lunes, 24 de noviembre de 2014

Analizadores de gases

Tengo ciertos amigos por ahí que de vez en cuando me lanzan el guante y me dicen un tema y un par de palabras claves y me dicen que vea que se me ocurre… 
Esta vez la propuesta se daba a contar muchas historias y a inventarme unas cuantas pero he recordado algo que realmente viví durante bastante tiempo y que hubiera vivido de otra forma si hubiera tenido relación con los analizadoresde gases de Indsci 
Pues bien hace unos años estuve trabajando nada más que casi 6 años en el recubrimiento de superficies metálicas. Esto es que a piezas de hierro se les daba un baño de Zinc para aumentar su durabilidad. Esto se realizaba mediante diferentes baños en distintas soluciones de diferentes líquidos hasta llegar a unos baños donde por electrolisis se recubría el hierro y para terminar se acababa con otros diferentes baños para darles un color y un brillo adecuados.


Aquí trabajé con productos muy agradables de manipular, ácido nítrico, clorhídrico, sulfúrico, cianuro… creo recordar que lo más simple y menos peligroso que usábamos era sosa. El caso es que por encima de todos estos baños siempre había ciertos vaporcillos que no debían de ser muy agradables, el hecho es que mientras estuviéramos trabajando podíamos beber toda la leche o zumo de naranja que quisiéramos, digamos que estos ayudan a neutralizar algunos elementos nocivos del cuerpo. Yo la verdad es que nunca supe qué tipo de vapores estuve respirando esos años, casi que ya no quiero saberlo, pero hubiera sido de gran ayuda un analizador de gases para saber en todo momento que tipo de gases y en que concentración estábamos respirando puesto que, seguramente, se podría haber hecho algo para que la cosa se hubiera llevado de otro modo. Solo recuerdo que un par de cadenas que llevaba colgadas al cuello, una de plata y otra de oro, siempre estaban negras y tenía que limpiarlas cada semana, después de dejar este trabajo no volví a tener que limpiarlas tan a menudo, de hecho alguna no la he vuelto a limpiar.

Muchas veces, en cuestiones de trabajo, es mucho más sencillo de lo que parece que los trabajadores estén en condiciones menos penosas con muy poco.

10 comentarios:

Moni Revuelta dijo...

Yo trabajé años en laboratorios, de analista de control de calidad en físico-química.
Te puedo asegurar que los vapores de los que disfrutábais son muy chungos..yo también tengo el placer de conocerlos. Ummmh, nítrico, sosa, clorhídrico...el clorhídrico es muy capullo, pues es muy poco denso, y "salta" Los vapores de todos son de lo peor. Y la sosa...si es concentrada es la más mala de todas las brujas malas.Mucho peor que los ácidos.Del cianuro, ni hablamos...

Ya pasó...afortunadamente.

De acuerdo contigo con lo de las condiciones laborales...en muchas empresas son penosas, humillantes, denunciables me atrevería a decir. O se cuida uno solo, o lo uno lleva claro.

Un abrazo Flores...respira hondo:)

El tejón dijo...

Huy, si yo contara los malos humos que he respirado,lejías, amoniaco,mercurio,insecticidas,gases de fundición...
Salud.

Flores SC dijo...

Moni,
recuerdo una vez que se nos reventó una garrafa de nítrico para que no se esparciera echamos serrín para que hiciera barrera, menudo humillo rojo empezó a salir y como corríamos todos fuera de la nave...
Tejón las condiciones laborales de antes nada tienen que ver con las de ahora, por suerte, de todas formas tampoco está de mas recordarlas para los jóvenes.
Saludos

Juan Carlos dijo...

¡Caray! si te ennegrecía el oro es que la mezcla de nítrico y clorhídrico en el aire era lo suficiente como para crear agua regia. No me extraña que os dieran leche toda la que quisierais para precipitar el ácido.
Salu2

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Bueno, por suerte, supongo, aquello quedó atrás y hoy disfrutas en tu trabajo de todo el aire puro de la Alcarria.
Un saludo.

Carmen Cascón dijo...

Efectivamente, mejor no saberlo porque seguro que te llevarías más de un susto. Ahora concéntrate en respirar aire puro para neutralizar todos aquellos gases que aspiraste entonces.
Un saludo

Flores SC dijo...

Por supuesto que aire mas puro que el que respiro ahora no se puede. Me estoy desquitando bien.

alp dijo...

Desde luego son muy agradables para el trabajo..jejeje..un saludod esde murcia....

AMADO MIO dijo...

yO RESPIRÉ LOS MALOS HUMOS DE UN JEFE CABRONCETE Y ME HICIERON MÁS DAÑO QUE EL NITRICO A TI, AMIGO FLORES, QUE ESTÁS MÁS SANO QUE UNA LECHUGA.
NO ES QUE DIGA QUE SEA SANO RESPIRAR ÁCIDOS, DIOS ME LIBRE, YO VIVO EN LA RÍA DE MUROS-NOIA, CUYO AIRE DICEN QUE TRAE LA CONTAMINACIÓN DEL NORTE DE GALICIA BIEN CONCENTRADITA.

Laura dijo...

Uf, un tío mío estuvo ingresado bastante tiempo en el hospital por trabajar en una fábrica de cerámica, no recuerdo que químico es el que tenía en la sangre pero le dejó echo polvo. Ahora se de dedica a cuidar de una ganadería de toros bravos montado en un caballo.
Me alegro de que tu también salieras de allí.
Besos.