miércoles, 13 de junio de 2018

Flores marchitas

Suena el despertador,
Mierda, otro día mas, ayer acabó tarde de trabajar y no tiene ganas de levantarse.
Se asoma al baño y ve su reflejo en el espejo y no le gusta lo que ve.
Se hace un café y se toma dos o tres pastillas de esas de la depresión y esas cosas, con esas pastillas y sin ellas su vida seguiría siendo una mierda, que trabajo le cuesta levantarse algunas veces.
Empieza a vestirse y decide que hoy no se va a poner nada estrambotico, una vulgar ropa interior, unos vaqueros y una blusa.
Se pone frente al espejo y empieza a maquillarse, cada vez le cuesta mas trabajo quedar medio decente...
Por fin decide que salir a la calle será lo mejor, no es que esté preparada, nunca lo estuvo, pero algo hay que hacer para ganarse los garbanzos. Mierda de dinero.
Mientras va andando a su lugar de trabajo piensa que se siente sola, muy sola. Nunca se planteó tener hijos, como va a tener hijos dedicándose a esto¡¡¡, tampoco se planteo ni surgió tener pareja, casi no se soportaba ella como para soportar a nadie. Hacia mucho tiempo que no le salía una sonrisa sin forzarla.
Llega a su esquina y se dispone a trabajar, adopta una pose de cierta dignidad y se dispone a esperar...
Calle arriba ve un repartidor tirando de una especie de carro cargado, decide echarle la caña...
Hola guapo...


Hola, guapo?
Pues tengo que estar cojonudo sudando y resoplando tirando del palet.
Miro de donde vienen las palabras y me encuentro con la mirada de una señora mayor, rubia, muy pintada, en es edad indecisa entre los 50 y lo sesenta y...
Estoy yo como para fufis no me jodas, sigo mi camino y hago la entrega. A la vuelta me vuelvo a fijar en ella, me mira, sonríe y...
No le sale, el gesto es de una inmensa tristeza.
Mierda de Madrid a dos pasos de la Gran Vía y...
Cuanta tristeza.

Una vieja canción suena y dice:
Otro día mas
Otra vez será...


Ahí os dejo la canción, la letra es lo importante.

3 comentarios:

El tejón dijo...

Hay belleza hasta en una flor marchita.
Abrazo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

En realidad el ayer no vuelve para nadie.
La vida es así.
Saludos.

Moni Revuelta dijo...

Ningún día debería ser "uno más"...y sin embargo, ya ves, amigo...La mayoría..
Pero, no sé... yo miro esa flor y veo mucha luz y esperanza; testaruda que es una.
Precioso relato;)
Un abrazo grande