sábado, 30 de octubre de 2010

Historias, divagaciones...

Hace poco leí en un perfil de un blog: casada, con dos hijos, mi vida no es mucho mas...
Si lo lees así notas cierto tono de poca cosa; yo me pregunto salir adelante con dos hijos y con el matrimonio con los tiempos que corren y se tiene en tan poca cosa. Seguramente será una madre que se desviva por sus hijos y que los tenga como unos reyes, seguramente sus hijos se hartarán de darle besos y de hacerla reir; seguramente tendrá un marido que la querrá un montón y por el que se desvivirá y estará pendiente de él en todo momento y quizá él, suele pasar, no esté tan pendiente de ella como debiera; seguramente tendrá que "gobernar" una casa en ocasiones ingobernable... en fin que se me ocurren muchas cosas en relación a esto y seguramente esta mujer sea la mujer mas grande del mundo mundial. Quizá algún día vuelva a encontrar ese blog, no he conseguido volver a verlo, y pueda decirle si, si... nada mas y nada menos que casada y con dos hijos, no te parece bastante complicación de vida...
Por otra parte Amado, en relación con algún comentario tuyo, lo único que, realmente, intento es VER las cosas, y digo VER, porque no solo me quiero limitar a mirar, quiero llegar al fondo de las cosas. en el caso de la foto del otoño yo tenía muy claro el sitio, la luz, la hora, las condiciones climáticas (hacía bastante aire y el aire estaba muy limpio). sigo intentando ver y ver mas cosas y tener acceso a mas conocimientos... desde pequeño tengo un gravísimo problema, necesito seguir llenando la cabeza de cosas y cuantas mas cosas conozco mas cuenta me voy dando de todo lo que me gustaría llegar a conocer... He practicado infinidad de deportes, estoy aprendiendo a tocar la guitarra, intento aprender música y enseñarsela a mis hijos, he escuchado mles de discos de montones de generos, he hecho reiki, he meditado, he leido multitud de libros de autoayuda, de filosofía, de ciencia ficción, clasicos, modernos... montones...Por otro lado intentaré ir poniendo alguna reseña de los libros que leo, pero... son tantos que necesito mas tiempo y a parte de todo esto...
Cuanto mas ando por esta provincia y mas la recorro, llevo 5 años repartiendo por Guadalajara y, tan solo, estoy empezando a arañar la superficie de esta provincia.
Que complicado es tener la cabeza relativamente fria cuando no llegas a fin de mes y luego tienes que pagar la o las hipotecas, cambiarle las pastillas al camión, las ruedas, las cosas de los niños, mi esposa... algún día conseguiré compaginar de manera certera todo eso y seré el tio mas feliz del mundo ahora simplemente me tengo que conformar con ser uno de los tios mas felices del mundo.

6 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Flores, te puedes imaginar que llevo leidas muchas y muchas entradas de otros muchos blogs y te digo sinceramente que esta es la que más me ha llegado al corazón. Está claro que puedo decir lo que siento en este mundo bloguero. Ah, me gustan las choperas desde el mirador Felix Rodríguez de la Fuente.

Ana dijo...

Tienes razon y aplícate el cuento, que más puedes tener? unos hijos muy buenos,guapos y sanos, tu esposa que te quiere te ayuda y aguanta en muchos momentos malos, un trabajo seguro que en los tiempos que estamos no esta nada mal,una casa grande y acogedora,coche,camion...
La hipoteca?? si hay que pagarla y ya está.
Ves tu eres un priviligiado que más quieres.

Perikiyo dijo...

Es cierto. Eso de "casada y con dos hijos...y no mucho más", se queda corto. Quien está casado y con dos hijos, es inmensamente rico.
Una vez, por motivos de trabajo, tuve la oportunidad de visitar la casa de alguien de mi ciudad, que está podrido de dinero. Alguien que, a fin de mes, le sobra dinero para vivir varios años. La casa era un auténtico capricho. Toda una mansión.
Resulta que el personaje en cuestión, a pesar de ser bastante joven, (menos de cuarenta años), ya ha tenido tiempo de divorciarse. Su ex vive en Mallorca y él aquí, en Úbeda (provincia de Jaén). Tienen un hijo de unos ocho o nueve años, cuya custodia la tiene ella. Ve al niño sólo en vacaciones de verano, Semana Santa y Navidad.
Francamente, no me cambiaría por él.
Cada noche, leo un cuento a mis hijos. Les dejo arropados, cada uno en su cama, con una sonrisa en la cara. Después, disfruto de la compañía y la piel de mi esposa.
Eso no lo tiene el de la casa lujosa, por mucho dinero que tenga.
En resúmen, que se puede ser, como tú bien afirmas, uno de los tíos más felices del mundo, aunque cueste un poco llegar a fin de mes.

Saludos.

AMADO dijo...

Querido FLORES, expresas de una forma tan entrañablemente sencilla tu admirable "idiosincracia" que tan directamente llega al corazón (de Pepe, de Amado, de éste, de aquél...) y dan ganas de darte un fuerte abrazo. Pero ya sé que entre tus mayores felicidades está la de tener seres queridos que tanto te quieren y seguro que abrazos no te faltan.
Confío en encontrarnos algún día, pero mientras tanto, que no nos falten tus entradas. Transmiten esa felicidad que te embarga entre tantos problemas "domésticos", y que ya se ve que sabes apreciar por encima de todo.

Flores dijo...

Pepe gracias por los piropos, me gusta saber que, aunque me explique malamente se acaba entendiendome.
Ana, que te voy a contar que no sepas.
Perikiyo, que razón tienes con lo de acostar a los niños aunque yo hay días que en vez de acostar al peque casi lo dejo en la cama y me voy corriendo... que salao es el jodío del peque.
Amado y a todos, nada el que quiera conocer estos lugares que lo diga, tengo coche para 7 personas y un camión que en la caja caben unos cuantos, je, je, je...

AMADO dijo...

Qué grande eres, Flores