domingo, 27 de febrero de 2011

El sanador de Caballos

Hace bastante que no pongo nada sobre los libros que leo, bueno lo de este libro los mas allegados lo entendereis enseguida.
El libro es el Sanador de Caballos y el escritor es Gonzalo Giner.
La historia va desde el año 1195 y la batalla de Alarcos hasta 1212 y la batalla de las Navas de Tolosa, desde una derrota hasta una victoria después de la union de los Reyes cristianos.



La historia es la historia de un joven, Diego de Malagón, que vivía en una posada al lado de la laguna grande, en un camino que ya no era el de Toledo; cualquiera de los que hemos estado por allí sabemos que la posada estaría a los pies de la sierra y al lado de la Nava Grande. Diego sale huyendo de Malagón tras la derrota de Alarcos y empieza a estudiar el oficio de albeitar o sanador de caballos, bueno lo que antes podría ser una especie de veterinario.
Retrata muy bien la vida en la España de esos años y como la cultura, en general, y los estudios en particular estaban restringidos a la mayoria de los mortales (el saber os hará libre). Por otra parte relata el sentir de la población que pasa de la tristeza en la derrota de Alarcos, salen tremendamente derrotados los caballeros calatravos, a la gran victoria de las Navas de Tolosa.
El libro te engancha desde el principio y si además conoces un poco algunos de los lugares donde discurre la historia pues mejor que mejor. Me ha gustado hay que reconocerlo si podeis a por él, bueno tiene un pequeño problema para los vulgares de los mortales y son casi 800 páginas

4 comentarios:

Laura dijo...

Que chuuuuuulo, me llama mucho la atención, me lo voy apuntar en mi lista. Me gusta mucho leer una historia que discurre en un lugar conocido y si encima es este que nos da tanta nostalgia pues mejor.
Las 800 no me asustan ;-)
Besos.

Elena dijo...

Tiene buena pinta, tomo nota para mi próxima visita a la biblioteca.

AMADO dijo...

Como me pierdo por los buenos libros, en cuyo caso, si largos, mejor (lo bueno, si dura, más bueno es), y como soy un poco bastante "caballo en busca de sanador" (:)... ¡a la cesta con él!

Pepe del Montgó dijo...

No conozco esos lares y cada vez me cuesta más leer, me canso. Me he vuelto de la generación de la imagen. Aún así, si cae en mis manos prometo leerlo.