jueves, 10 de marzo de 2011

Negra noche

Uf ¡¡ menudo día, nada más que palabras y palabras sin demasiado sentido para mí… no se qué leche pinto yo aquí pero bueno ya que estamos… Por fin a la hora de la cena consigo entablar una conversación decente con alguien, joder debo ser de lo más raro que pisa la Tierra, para colmo futbol y todos corriendo a verlo, me voy a la habitación, menuda noche, negra noche.



Ya en la habitación después de hablar con vosotros me voy a pegar un baño de la leche, agua caliente, muy caliente, tanto que casi me quemo, me sumerjo en la bañera me relajo, fijo mi vista en un punto e intento meditar, después de un rato de perder la vista cierro los ojos y consigo centrarme en no pensar en nada, callar mi mente para que deje de hacer ruido dentro de mí y todo mi yo descanse, desconecte; espero la luz, esa luz de otras veces, pasado un rato noto la luz, una especie de luz azul, brillante, intensa, cálida que se focaliza encima de mi cabeza, llena mi cabeza entra en mí, me relaja, saca toda la rabia y frustración de estos últimos meses que llevo dentro y tras un rato deja algo en mi mente un mensaje…

Abro los ojos, estoy calmado, muy calmado; tengo la impresión de que debo saber, recordar, encontrar algo pero no doy con ello.

Echo en falta a los peques, gruñirles, que me fastidien un rato, darles un beso antes de dormir…

Te hecho tremendamente de menos, echo de menos tu calor, tu respiración, tu presencia…

Finalmente me duermo.

7.00, suena el despertador, recuerdo y una gran sonrisa cruza mi cara.

Esto está chupado, después del desayuno remato los dos días y por fin vienes a buscarme, no te das cuenta pero la sonrisa sigue en mi cara y todavía durará bastantes días porque sigo recordando el mensaje y procuraré no olvidarlo.

El mensaje es:

La solución soy yo

La sonrisa todavía sigue en mi cara…

5 comentarios:

AMADO dijo...

Graciñas por el mensaje.Eres un crack

Pepe del Montgó dijo...

Sentimientos de verdad. Uno ya se considera un amigo tuyo después de estas palabras. Por cierto ¿el baño era la leche o de leche?

Laura dijo...

Uf, a esto no se que decir... me quedo claro está con "la solución soy yo". Habrá que aplicarse el cuento.
Besos.

{KriiS*} dijo...

Y espero que esa sonrisa y ese mensaje tarden mucho muchísimo en irse... Besotes!

guribundis dijo...

"La solución soy yo". Me parece estupendo que contemplemos nuestro interior de forma que asumamos nuestra responsabilidad en todo lo que nos rodea. Sinceramente creo que somos el problema y también la solución.