domingo, 13 de marzo de 2011

SAN BARTOLOME

Hace un tiempo la familia y yo fuimos a Atienza y estuvimos visitando esta iglesia, yo la veo con cierta frecuencia pero no tan a fondo como esa vez.
La iglesia de San Bartolomé de Atienza es la sede de un museo tanto religioso como peleologico (minerales, fosiles y demás)
La Espadaña comenzó a edificarse en 1145 aunque después se reformó en el s. XVI


Me encantó el techo de madera...


Típico de esta zona la entrada con arcos


Esta foto es la típica de esta iglesia, incluso en algún libro dedicado al romanico alcarreño sirve de portada

6 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Pues si es interesante esa iglesia. Como alguna vez se me ocurra ir por la Acarria (no tengo nada que ver con D. Camilo José Cela) ya se a quien recurrir como anfitrión.

AMADO dijo...

Después del giro intimista del blog en las últimas entradas, que tanto agradecimos algunos, se agradece también este aire fresco de la hermosa sencillez arquitectónica que alumbraron otros tiempos.

(oye, Pepe: cuando arranques y vayas pallá, avisame que le aparecemos a FLORES los dos por el precio de uno. Fuera de coña: sería un viaje inolvidable "a la Alcarria", que al Cela eclipasaría)

Flores dijo...

Nada encantado de hacer de anfritión de personas que saben apreciar lo bello que tiene esta provincia porque, Guadalajara también existe...

Laura dijo...

¿De que me suena Atienza? quizá esté por ahí entre mis lugares a visitar aunque nunca llegué a ir.
Esta vez me quedo con el techo de madera.
Besos,
Laura

Juan Carlos dijo...

¡Cuánto hace que fui a Atienza y qué bien acompañado! Tengo grandes recuerdos de aquel viaje.
Y, efectivamente, la iglesia es preciosa.
Salu2

canela988 dijo...

La población de Atienza tiene muchos encantos y sobre todo vestigios del pasado que no todos los alcarreños conocen ni saben valorar, de las muchas veces que he visitado Sigüenza y otras poblaciones de Guadalajara, Siempre me queda ese sabor a desencanto en palabras de los lugareños( dicho sea con todo el respeto) que personalmente creo no valoran suficientemente lo que tienen y para que Guadalajara exista tiene que creérselo su población la primera; para así vender las maravillas que alberga. Como Atienza es una preciosidad ese artesonado o su plaza, ahora mismo me viene a la memoria un pequeño pero precioso pueblo llamado Palazuelos o Carabias que si estuvieran en otro lugar de España serían mucho más conocidos.
Recibe un cordial saludo.