martes, 2 de septiembre de 2014

Incendios

Por fin parece que, por aquí, se ha pasado la racha de los incendios de todos los años. Como todos los años hemos contribuido con algo mas de 3000Ha. 
El incendio de Bustares se dio por apagado un Domingo y el martes siguiente todavía seguía así. Si tenemos en cuenta que estaba a unos cuarenta kilómetros...


"Por suerte" la mayoría de lo que se quemó eran jaras y monte bajo...


Si os fijáis en el monte de la foto la mitad está quemada, incluso llegó a bajar por la otra parte del monte, el monte es la sierra del alto rey.

 Estas son de otro mas pequeño en el término de Viñuelas, relativamente cerca de donde vivo...


Como siempre la culpa ha sido de una cosechadora que pone los peines muy bajos y hace saltar chispas..

De todas formas es un poco curioso esto de los incendios, hay zonas y provincias donde casi nunca hay incendios y en otras año si año también. Desde que vivo por aquí recuerdo que todos los años los fuegos están en torno a 3000 Ha, menos un año que pasó de 20.000Ha.

5 comentarios:

Miguel Ángel Maca dijo...

Escuchaba esta mañana que han tardado tanto en apagarlo porque ha ardido el subsuelo. No sé si será verdad.
Supongo que habrán tenido que ver los recortes en prevención.

Juan Carlos dijo...

Las lluvias de este invierno y primavera han hecho que en Galicia los incendios estuvieran a raya. A ver qué pasa cuando empiece a secarse todo en septiembre, alguien vendrá a poner una cerilla y si no, al tiempo.
Salu2

El tejón dijo...

Pues resulta bastante triste tener que acostumbrarse a estos desastres.Algo más se podrá hacer, digo yo.
Un saludo.

Carmen Cascón dijo...

Por aquí, por suerte, nos hemos librado y eso está bien si tenemos en cuenta que otros años se suele quemar monte bajo y algunas veces hasta algunas hectáreas de la sierra. Lo achacamos a las benévolas temperaturas de este verano, pero quién sabe... Quizás la prevención y la vigilancia también ayuden.
Un saludo

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Una lacra que se empeña en no darnos respiro, aunque este año, por aquí, la superficie, que no el número de incendios, ha sido mucho menor. Una esperanza se abre. Leí el otro día que hay una especie de ciprés que no arde, o lo hace tan despacio que plantados a modo de cortafuegos, facilitaría mucho la actuación de las brigadas forestales.
Un saludo.