domingo, 19 de octubre de 2014

Un día cualquiera.

Hay mucha gente que me dice que soy un privilegiado por trabajar como y donde trabajo, les suelo decir que no tienen ni idea de como es un día mio normalmente. Un día normal me puedo encontrar con estos paisajes por la ventanilla. 

La portada de la catedral de Sigüenza...


Según iba pasando el día se ponía cada vez mas oscuro y llegando a Atienza estaba a punto de descargar lluvia.


Una  vez que subes a la sierra lo mas normal es encontrarte esto, esta foto está desenfocada, pero está hecha a través del cristal, pero creo que escenifica muy bien lo que quiero mostrar...


Tengo que reconocer que los paisajes son muy agradables.
Si ya lo sé seguiréis pensando que soy un privilegiado, yo también lo pienso

8 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Lo importante para ser un privilegiado en el trabajo que que lo que se haga guste.
Parece el caso. Enhorabuena.
Un saludo.

Laura. M dijo...

No lo dudes;)) y si encima te gusta y disfrutas en él con la cámara...Un lujo!!
Un beso.

Pd. Aún con secuelas del accidente de hace tres meses...Si que esta vez hemos podido disfrutar Oporto.

Juan Carlos dijo...

Si el trabajo te produce estas satisfacciones no es de extrañar que trabajes con gusto.
Salu2

Moni Revuelta dijo...

No sé dónde trabajas Flores, pero las vistas son inmejorables...y ya es mucho:)
Un beso

Carmen Cascón dijo...

Despacito y buena letra, me temo. Por aquí suelen salir jabalíes cuando el sol tiende al ocaso y las curvas están a la orden del día. En todos los sitios cuecen habas, me temo.
Un saludo y mucho cuidado

Flores SC dijo...

A todos, por aquí el principal problema, aparte de las vacas, es el de los corzos que se cruzan sin mucho miramiento.
Moni mi trabajo es de repartidor y la empresa si miras en la primera foto casi casi, amarillo con letras rojas, empieza por D...
Gracias por la visita a todos.

Laura dijo...

Veo que este post es como una continuación del anterior. Un día de la hija, un día del padre ¿te atreverías a cambiar como en las pelis esas que el padre se mete en el cuerpo de la hija y viceversa?
Besos.

canela988 dijo...

Buenos días he llegado a este blog por pura casualidad y tengo que decir que me ha seducido el titulo del mismo. Sobre las obras de arte al aire libre que sueles disfrutar te diré que estoy totalmente de acuerdo la Catedral de Sigüenza es una maravilla y la población de Atienza digna de ser mencionada. Suelo ir en verano todos los años a charlar con Mariano Canfran y poder admirar lo último que ha creado, eso sí en invierno los paisajes son los mismos (pero que frio tenéis por esos lares amigo) que también he estado en esa época del año. Por favor saluda a Mariano de mi parte, si te lo encuentras y conoces. Solo tienes que decirle de parte de la persona que ha publicado imágenes de sus obras en la web.
Un cordial saludo desde Barcelona hoy triste y gris pero con una temperatura de lujo.