sábado, 24 de septiembre de 2016

Tormentas

 Cuando hay tormentas, los cielos se ponen bonitos bonitos.
Por un lado se ponen muy oscuros y por otro parecen tener cierto brillo. 
Que importante saber mantener la calma en una tormenta y saber capear el temporal hasta que vengan momentos mejores


Si además llueve siempre se ve algún arco iris


Ya sabeis que las tormentas son necesarias en la naturaleza, limpian las plantas, limpian el ambiente, refrescan y se llevan todo lo malo.


En la vida también es así y, siempre, después de la tormenta llega la calma.


3 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Ayer hubo una buena en la ciudad de Valencia. Cuando se desatan y vienen con gran aparato eléctrico, se da uno cuenta de la formidable fuerza de la naturaleza.
Un saludo.

Juan Carlos dijo...

Una buena tormenta, siempre que te pille a cubierto, es algo digno de contemplar; sobre todo si hay relámpagos de por medio.
Salu2

Moni Revuelta dijo...

Que bonitas fotos...a mí también me gustan las tormentas..a mi perro sin embargo nada de nada, ...
Un abrazo